Estratégia & Análise
ISSN 0033-1983
Principal

Artigos

Clássicos da Política Latino-Americana

Coluna Além das Quatro Linhas

Coluna de Rádio

Contenido en Castellano

Contos de ringues e punhos

Democracy Now! em Português

Democratização da Comunicação

Fale Conosco

LARI de Análise de Conjuntura Internacional

NIEG

Original Content in English

Pensamento Libertário

Publicações

Publicações em outros idiomas

Quem Somos

Sobre História

Sugestão de Sites

Teoria



Apoiar este Portal

Apoyar este Portal

Support this Website



Site Anterior




Creative Commons License



Busca



RSS

RSS in English

RSS en Castellano

FeedBurner

Receber as atualizações do Estratégia & Análise na sua caixa de correio

Adicionar aos Favoritos

Página Inicial
















































Contenido en Castellano •


Después del alejamiento forzoso de la presidente Dilma Rousseff


La suma de todos los errores: Dilma abrió agujero fiscal y comprometió ganancias sociales: con estímulos artificiales

05 de junio de 2016, Bruno Lima Rocha

El Senado brasileño concluyó alrededor de 6.30 de la mañana de 12 de mayo de 2017 un golpe blanco, perfectamente orquestado, alejando a presidente reelecta Dilma Rousseff (PT), por 55 votos a favor del alejamiento contra 22 por el mantenimiento en el cargo. Con esta votación, el PMDB llega al poder por la tercera vez de forma indirecta. Antes con Tancredo Nieves y José Sarney en 1985, en el retorno de Itamar Franco para el partido de Ulisses Guimarães en 1992 después del impedimento de Fernando Collor de Mellor y ahora con Michel Temer – vicepresidente reelegido - asumiendo el Palacio del Planalto por haber sido reelegido en la misma chapa de la exguerrillera.

enviar •
imprimir •

Dilma ha recibido 54 millones de votos en 2014 y traía consigo el vicepresidente electo con ella en 2010, a través de una alianza defendida aún en el gobierno por el ex-ministro de la Casa Civil de Lula, José Dirceu de Oliveira e Silva en 2005 y ampliada por la hoy presidente alejada cuando la misma fuera indicada como ministra de la Casa Civil.

Ahora estamos delante de un nuevo ministerio, acotado (22 pastas ministeriales), un típico pacto oligárquico con el capital financiero y sacudido por el neoliberalismo vende patria y gorila, a ejemplo de Mauricio Macri – presidente menemista electo en la Argentina – tal como el cinismo del Partido Demócrata con Barack Obama al frente. Constataciones aparte, es necesario observar el nefasto papel para las izquierdas a través del pacto lulista (hoy moribundo), papel este protagonizado por el PT en los últimos trece años y por encima de todo por su líder político y cabo electoral, el ex-sindicalista que según el propio nunca fue de izquierda.

No se trata de coherencia libresca o buscar la perfección de un discurso intelectual estéril y distante de las realidades sociales. ES justo al contrario. Afirmo aquí que muere y se deja de matar de ilusión endémica quien cree fielmente en las instituciones de la legalidad burguesa y más aún, en una base política mercenaria y derechista. En las palabras que siguen, traigo una colección de los análisis de los últimos días de gobierno Dilma. La coherencia, repito, es en el sentido de probar teórica y analíticamente, la viabilidad del poder del pueblo por arriba de las traiciones estructurales - como la creencia inexorable en el pacto de clases – y de las eternas promesas de la democracia - aunque liberal y de procedimientos – que no caben en el capitalismo y menos aún son tolerabais por el piso de cima y por los EUA para nuestra América Latina.

En la víspera del golpe en Senado, El Globo “asesina” la economía política brasileña

El papel de las empresas mediáticas y conglomerados comunicacionales en la arquitectura del golpe blanco fue céntrico. La misma centralidad se nota en la plegaria de la agenda económica a ser implantada por el ministro de la Hacienda del gobierno golpista, Henrique Meirelles. Este expresidente mundial del Banco de Boston y ex-presidente del Banco Céntrico durante los ocho años, es hombre de confianza de los bancos y especuladores del país y tiene el aval de las editoras de economía. 

Un ejemplo de eso se verifica en la materia  del portal G1 y en el periódico El Globo, intitulada “La suma de todos los errores: Dilma abrió agujero fiscal y comprometió ganancias sociales: con estímulos artificiales, Dilma dejó PIB retroceder al nivel de cinco años atrás” (firmada por Flávia Barbosa, en 11 de mayo de 2016).  En esta pieza, a Globo prueba de donde viene, traza un libelo anti desarrollista, miente descaradamente al asociar la expansión de los gastos públicos sólo con las políticas de subsidio la industria y la agro-industria , y no comprometiéndose con la extensión de la deuda pública interna y las ganancias absurdas de la especulación oficial. La expansión de los gastos cometió, según los economistas consultados - podría decir los tarados neoliberales consultados - en la materia, como "pecado keynesiano" o algo semejante.

No hay como mantener política de crecimiento económico, aún auxiliando el capital tuteando en Brasil, sin romper las amarras del rentismo. ES simple, de tan simple, nadie quiebre el obvio. El Globo omite la relación causal más importante, luego, al omitir el más relevante, MENTE.

Para concluir el mismo enfoque en la materia; de hecho, para concluir, en red nacional, la editora de economía de la TV Globo, la periodista Miriam Leitão (en la mañana del Golpe en Senado) dijo el mismo en el telenoticiero matutino Bom Dia Brasil: "el mayor problema, la mayor expansión de los gastos no fue con las políticas sociales y sí con el apoyo la industria y la agro-industria!". Pecado keynesiano, tardío, tímido y sin contar con el apoyo incondicional del empresariado brasileño, que de hecho, no hesitó en estirar la alfombra de la presidente así que pode. Definitivamente, nadie mandó la ex-izquierda  creer en el pacto de clases.

La farsa de la farsa 

Talvez la  mayor fragilidad de los argumentos golpistas sean la motivación jurídica floja. Alegan querer derrumbar un gobierno "populista y bolivariano" (ojalá fuera! especialmente el segundo gobierno Dilma, que no lo fue para nada ni de centro-izquierda); para tal criminalizan el Plan Safra, Plan Cosecha (de financiación de la agricultura de exportación), criminalizan repases del gobierno central para garantizar sus políticas, el Congreso autoriza la expansión de la meta fiscal y después declara ilegal su propio acto; aceptan con ocasión de venganza política un proceso de impedimento escrito por una abogada del PSDB, un jurista del PSDB y un expetista que opera contra su subtítulo desde 2010, Senado indica un relator también filiado a este mismo partido (el de Fernando Henrique Cardoso) y que hube cometido los mismos "crímenes" que él relata como crimen; en la Cámara, 298 diputados que son acusados por crímenes contra la Justicia aprueban la admisibilidad y después58 senadores de 81 que también están con temas pendientes delante del Poder Judicial

Quieren derrumbar a los mayores entusiastas del capitalismo brasileño, comenzando por Lula, que de tan creyente en el capitalismo nacional resolvió creer y mezclarse con los capitalistas de aquí. Luiz Inácio Lula da Silva se mezcla con quien no debía, perdió el rumbo de la pertenencia de clase y vio, bajo la nariz del Palacio del Planalto, los Estados Unidos y sus sistemas de espionaje hagan lo que quieran en Brasil en los últimos cinco años. Resultado:

- la cleptocracia  a mando del capital transnacional va a cortar en la propia carne (con los juicios jurídicos y las penas en contra las grandes constructoras brasileñas, las mayores transnacionales de capital nacional) y derrumbar el gobierno que más defendió el capital nacional y traicionó la dimensión combativa de la izquierda.

 

¿PT, donde está el populismo? 

Propongo una reflexión en forma de contabilidad de llegada: o como el lulismo acabó con lo que restaba de combatividad en el PT y asumió el pacto de clases como única salida. Que hagamos las cuentas. 44 millones de beneficiados en los programas sociales. 10% de este total dan en 4,4 millones de brasileños y brasileñas. 1% da en 400 mil personas. Si el PT organizara como fuerza "populista" uno de cada 100 beneficiados de sus programas, tendría un poder de veto sobre la base mercenaria en el Congreso y el pacto con los oligarcas. Si tuviera un organizador social en cada base de 100 beneficiados podría contar con fuerza de movilización permanente, a ejemplo del que hace el “populismo” en toda la América Latina que lleve a serio este concepto, con el cual tampoco concuerdo íntegramente. Por eso es por lo que esta payasada de golpe blanco, de golpe paraguayo no anda en Venezuela, por ejemplo. 

Aquí en Brasil fue todo al contrario. Prefirieron nada hacer y confiar en la suerte o en el destino o en cualquier pensamiento mágico. Por eso es por lo que Maduro no cae sin ton ni son. Porque el chavismo - para el bien o el mal - organizó una cuota razonable de su base social beneficiada y aplica esta fuerza como poder de veto por cima de los oligarcas y vende patria. Populismo es eso; y es  menos peor del que el pacto de clases sin poder de veto. Lo que está ocurriendo en Brasil no fue por falta de aviso.

 

Última reflexión en la tarde infeliz durante el golpe en Senado

En este último subtítulo traigo una breve reflexión. Si trata sí de un golpe semi-parlamentarista. La meta no es sólo la retirada de la presidente Dilma y sí desmontar la red de garantías constitucionales para la salud, educación, derechos de 4a generación y el mundo del trabajo. El golpe fue alimentado por una conspiración de Estado (la llamada república de Curitiba, donde operadores del mundo Jurídico estuvieron al frente), con el apoyo del PIG (el llamado Partido de la Prensa Golpista, cuando la Globo cambió su programación en la tarde de domingo 13 de marzo y en otra ocasión, con la difusión de la conversación privada de la presidente con el blanco de las investigaciones) y también con ríos de dinero enviados para lo Brasil a través de la Fundación Koch y de la Red Atlas para grupos de la nueva derecha. Luego, hay un vacío de lealtad en el aparato de Estado, y obviamente, con toda esta conspiración, parece obvio que tanto la Agencia Brasileña de Inteligencia (ABIN) como los sectores de la Policía Federal (PF) que no conspiraran en contra la presidente, también saben. 

El avance de la agenda retrógrada y del paquete de leyes regresivas, además del aumento del aparato represivo, ya conforma una realidad en Brasil inmediatamente en los primeros días del gobierno golpista de Michel Temer y sus ministros oligarcas, financistas, reaccionarios, pastores y represores. Parece obvio que hay urgencia en buscar formas de resistencia y de defensa, no del pacto de clases del lulismo, pero de formas auténticas y legítimas de democracia de tipo directo y participativa.






« voltar