Estratégia & Análise
ISSN 0033-1983
Principal

Artigos

Clássicos da Política Latino-Americana

Coluna Além das Quatro Linhas

Coluna de Rádio

Contenido en Castellano

Contos de ringues e punhos

Democracy Now! em Português

Democratização da Comunicação

Fale Conosco

LARI de Análise de Conjuntura Internacional

NIEG

Original Content in English

Pensamento Libertário

Publicações

Publicações em outros idiomas

Quem Somos

Sobre História

Sugestão de Sites

Teoria



Apoiar este Portal

Apoyar este Portal

Support this Website



Site Anterior




Creative Commons License



Busca



RSS

RSS in English

RSS en Castellano

FeedBurner

Receber as atualizações do Estratégia & Análise na sua caixa de correio

Adicionar aos Favoritos

Página Inicial
















































Contenido en Castellano •


En Brasil, la victoria puntual de la Chevron y de los especuladores


La agencia de “análisis” Standard & *Poor’s ha rebajado la nota brasileña en la mitad de febrero de 2016. Observo y repito que los chantajistas, continúan presionando.

7 de marzo de 2016, Bruno Lima Rocha

Apertura

La reanudación del receso parlamentario en Brasil, mostro las pautas más ilustrativas, de los efectos dañinos del acuerdo de clases y pacto conservador, cuya marca es el lulismo. Al tiempo que lo Brasil sufre chantajes a través de conocidos mecanismos internacionales como la siempre denunciada revista The Economist, por ejemplo y el tenebroso papel de las agencias de “análisis”, el gobierno de Dilma Rousseff, que sigue contra la pared y como blanco de investigaciones político-criminales, que por veces avanzan el marco de la ley.

enviar •
imprimir •

Esto hace acuerdos posibles para evitar el peor (para su administración, no necesariamente para el país), e intenta hacer “las lecciones de casa”  como dicen los expertos de la banca, ahora con el nuevo ministro de Economía, Nelson Barbosa, al frente de la pasta ministerial más importante. Con la agenda política tomada por la ofensiva en la Operación Lava Jato (una investigación federal promovida también como ofensiva política en contra las administraciones del PT y el reparto de las ganancias por corrupción  y “bautismo” de contractos oficiales). Los recursos políticos del lulismo (el acuerdo con los líderes empresariales operando en el país) actúan para fidelizar sus bases sociales, siendo que la fracción movilizada de la  base restante hace poco o nada para defender sus propios intereses.

El Chantaje internacional operando sobre Brasil – Standard & Poor’s y Moody’s rebajan nuevamente la nota y la clasificación del país

 

La agencia de “análisis” Standard & *Poor’s ha rebajado la nota brasileña en la mitad de febrero de 2016. En la verdad, la rebajaron por dos veces en cinco meses, con la agencia tuteando más como interventora en la crisis, que como una institución en condición de analista. Observo y repito que los chantajistas, continúan presionando. Independiente de la posición política, en el ambiente doméstico brasileño,  es preciso entender el papel de coacción que estas agencias hacen. No se trata de análisis de riesgo alguna y sí una forma de presión para que los países, sean subordinados a los designios de los operadores del casino financiero. Cualquier semejanza con la Troika europea y el accionar del FMI en América Latina de los años 80 y 90 no es ninguna coincidencia.

El tema de la denuncia nunca es demasiado. Necesita ser reforzado y expuesto como parte de una estructura, para-institucional de coacción sobre los recursos colectivos de la población de los países. Estas agencias deben ser permanentemente combatidas, así como sus reproductores, papagayos de los gringos, vende patrias anti pueblos como eran los virreyes en los tiempos de la invasión y conquista, los  medios corporativos y los  pretensos y supuestos especialistas de receta de la torta neoliberal incluida.

Este tipo de operación armada por el  accionar de las agencias y repercusión mediática, es una de las formas constitutivas de la hegemonía del capital ficticio y mecanismo de presión del sistema financiero, conforme veremos a continuación:

Con la Moody’s no fue diferente, ni su accionar y menos aún la cobertura mediática. A lo largo del miércoles día 24 de febrero acompañé en los medios nacionales brasileños, la repercusión y aún más atención puse sobre las "explicaciones" de la pérdida de grado de inversión y sello de bueno pagador de Brasil, por la agencia de "análisis" Moody's. Escuche locutores de radio y de TELE, visiblemente censurados dando indicaciones para los oyentes asistirán al documental Trabajo Interno (Inside *Job, película de Charles Ferguson, 2010) para entender cómo operan de verdad las agencias.

Pero, esta realidad no contuvo la avalancha de mentiras sistemáticas, con analistas de mercado comparando las finanzas individuales con las de un país, o previendo que Brasil perdió el grado, porque no hizo la "lección de casa", siendo que de entre estas lecciones, está privatizar la Petrobrás (la mayor empresa del país) y la Eletrobrás (estatal que coordina el sistema eléctrico del país) y también, para colmo, cortar las políticas sociales. También escuché absurdos como críticas a la “ideologización de la economía” como si hubiera algo en sociedad, que no esté permeado de cualquier tipo de ideología y la supuestamente nefasta influencia “política” sobre “decisiones técnicas”.

Escuché eso, desde la boca de fuente “especializada”. Uno que dijo estos absurdos dentro varios de los propagandistas neoliberales fue el analista Alex Agostini, en la emisora Band News FM (en cadena nacional) alrededor de las 11h10 de la mañana. Este analista trabaja para la empresa Austin Ratings, una empresa de riesgo brasileña y como tal, reproductora de las premisas y propagandista de las ideas neoliberales y privatistas.

Finalmente, el regocijo de los neoclásicos y neoliberales, fue el encuentro del  chantaje de las agencias y del pedido de “perdón” del ministro de la Haciendo del país, Nelson Barbosa, diciendo que lo "Brasil está haciendo la lección de casa e inmediatamente este grado vuelta....". Tampoco oí o asistí al largo del día, a una mísera correlación entre la deuda pública brasileña y los intereses de los especuladores, auto-aplicados por el gobierno federal subordinado al Consejo de Política Monetaria (Copom, órgano de del Banco Central de Brasil) y cómplice de la manipulación abierta  de la mesa de cambio por las tres mayores instituciones bancarias del país.

Ya es difícil explicar mínimamente la relación deuda-PIB en un ambiente con atención y medios, como en una clase de aula de facultad. Imaginad un trabajador que "odia economía" - porque odia el lunfardo y la jerga de “especialistas” y la asociación de que la "economía" es un discurso vaciado de ECONOMÍA POLÍTICA separando el proceso decisorio del proceso productivo.

Vale reforzar que esta crítica a la Moody's, Stándard & *Poor’s y antes a la Fitch no implica ningún tipo de alineación con el gobierno Dilma, o para con el lulismo y menos aún con alguna inclinación keynesiana como estructura contraria al dominio – de hecho – del capital ficticio en los países latinoamericanos y semi periféricos. 

 

El PLS 131 y la promesa del senador José Serra para la Chevron

Antes que los lectores y lectoras aún en la base del gobierno se animen en la crítica, digo que esta votación en Senado (del Proyecto de Ley del Senado federal de número 131 y que apunta – de  hecho – para la posibilidad de entrada de capitales transnacionales en la explotación del Pre Sal) sólo salió victoriosa por la propuesta, entreguista porque el  Palacio del Planalto (sede del gobierno de la república) se movilizó para conseguir concretar, algún tipo de acuerdo que no quedara tan feo para sus analistas. También vale resaltar que la propia presidente Dilma Rousseff, aunque haya ocupado la pasta de la Secretaría de Energía del gobierno Olívio *Dutra (en el estado del Rio Grande do Sul, 1999-2002) y el Ministerio de las Minas y Energía del primer gobierno de Lula, hasta la caída de José Dirceu a mediados de 2005, ella no se manifestó acerca del tema.

Como es sabido, el Proyecto Ley de Senado número 131 retira de la Petrobrás, la obligatoriedad de invertir en todos los campos de explotación de la camada de petróleo Pre-Sal con lo mínimo de 30% del valor de la inversión y de estar al frente de las operaciones. Yo aún critiqué ese marco legal de explotación del Pre-Sal, cuando del remate del Campo de Libra (un enorme campo oceánico del petróleo que equivale a los enormes campos del Golfo de México), pues aún este marco legal modificado en el Senado en el miércoles 24 de febrero, abre demasiada participación para el capital transnacional, pudiendo repetir operaciones de joint venture como la YPF renacionalizada en el gobierno Cristina Kirchner y la asociación (a mi modo de ver infame) con la Chevron para operar 200 de los 1200 pozos o más existentes en el campo de Vaca Muerta.

Acontece que la Chevron sería según el Wikileaks - una de las mayores interesadas en la aprobación de este Proyecto, que contó con el apoyo casi incondicional de otro cliente de grandes constructoras, el senador por el estado de Alagoas Renan Calheiros (del PMDB, partido oligárquico que es el mismo del vicepresidente), el presidente del Senado de la República. Por 40 votos a 26, con varios votos de la base del gobierno votando junto con el PSDB (partido líder de la derecha ideológica que ha perdido las elecciones en noviembre de 2014), la Petrobrás quedó sin la obligación de invertir en la camada del Pre-Sal, abriendo margen para lo retorno del régimen anterior de concesión, por encima del de reparto - el actual - donde ya es permitida la participación de capital transnacional (como la presencia de capitales chinos en asociación con la Petrobrás, por ejemplo).

En la tarde del miércoles día 24 de febrero y con el aval del gobierno por mezquinos cálculos políticos, fue abierto el camino para la entrega de patrimonio del pueblo brasileño, con su soberanía popular secuestrada por el Estado Capitalista en su nivel de gobierno nacional. Es de eso que se trata el ocurrido en Senado y - al menos en mi comprensión esto está por encima de cualquier interpretación de pacto de clases o de nacionalismo confundido con estatismo.

Cualquier semejanza con la baja del valor del petróleo, la reducción de más de un cuarto de los contratos de trabajo temporal de la Petróleos Mexicanos (PEMEX) y la maldita herencia colonial, de la balanza comercial fundada en la exportación de commodities, no es ninguna coincidencia.

Ver que ni el gobierno Cristina Kirchner, consiguió coordinar una operación conjunta con la PDVSA (venezolana), YPFB (boliviana) y la Petrobrás durante gobiernos afines con la renacionalización de la YPF y la apertura de los pozos del Campo de Vaca Muerta en la Provincia de Neuquén en la Patagonia argentina (en pleno territorio ancestral mapuche, y obviamente, atropellando los derechos de los pueblos originarios!).

Con el proyecto de ley 131, aprobado en el Senado y que ahora sigue para la Cámara de Diputados, es un punto para la Chevron, para la embajada de los EUA y también para los capitales estatales chinos, que ahora aumentan su poder de presión y si este absurdo. Venga a ser aprobado por los diputados federales y no vetado por la Presidencia, podemos aguardar la fundación del vice-mandarinato de Beijing, compartido con el mercado financiero. José Serra autor del proyecto, senador por el estado de São Paulo y ex candidato a Presidencia en 2002 y en 2010 -  es la mano que embala el huevo de la serpiente, pero hay complicidad del Palacio del Planalto en más este crimen contra los intereses del pueblo.

 

Apuntando alguna conclusión

Veo que el año legislativo comienza, con la pauta marcada por operaciones político-criminales y jurídico-policías, como las Operaciones Zelotes y Lava-Jato. Al mismo tiempo, no habría ninguna incidencia sobre la vida política de masas si esta tuviera un grado mayor de independencia política delante de la agenda de supervivencia del gobierno federal pactado con sectores importantes de la clase dominante.

Como el movimiento popular está flojo desde 2002 año de la victoria de Lula para la Presidencia de la República específicamente desde el Plebiscito de la ALCA (hoy moribunda Área de Libre Comercio de Américas, cuya derrota fue tal vez el gran triunfo continental de la línea chavista-bolivariana), estamos delante de una paradoja. O se construye un nuevo grado de bisagra popular, del tipo ejercido en 2013, pero de forma permanente, o quedaremos los próximos dos años denunciando las “traiciones” ya esperadas de quienes gobiernan definitivamente por derecha y en alianza con una parte importante de la derecha brasileña.






« voltar