Estratégia & Análise
ISSN 0033-1983
Principal

Artigos

Clássicos da Política Latino-Americana

Coluna Além das Quatro Linhas

Coluna de Rádio

Contenido en Castellano

Contos de ringues e punhos

Democracy Now! em Português

Democratização da Comunicação

Fale Conosco

LARI de Análise de Conjuntura Internacional

NIEG

Original Content in English

Pensamento Libertário

Publicações

Publicações em outros idiomas

Quem Somos

Sobre História

Sugestão de Sites

Teoria



Apoiar este Portal

Apoyar este Portal

Support this Website



Site Anterior




Creative Commons License



Busca



RSS

RSS in English

RSS en Castellano

FeedBurner

Receber as atualizações do Estratégia & Análise na sua caixa de correio

Adicionar aos Favoritos

Página Inicial












































Contenido en Castellano •


Sérpico contra los palangristas brasileños

paginadoe

La empresa constructora Camargo Corrêa, blanco de los federales en la operación Castillo de Arena, está bajo sospecha de que haber utilizado las plazas financieras de Uruguay y Perú para traficar dinero evadido de Brasil ilegalmente

Bruno Lima Rocha, Domingo 29 de marzo, 2009, para la Revista Digital Resistir, desde San Cristóbal, Estado Táchira, oeste de Venezuela

Brasil tendría un ataque de nervios si el ambiente de espionaje colectivo fuese conocido por la población. Por suerte o azar de los brasileros, las carencias cognitivas impiden la comprensión del ambiente de espionaje política o empresarial. Si fuéramos a definir con rigor de conceptos la conducta de los políticos profesionales, este país sería una cleptocracia. Y, operando al lado, en contra y sobre la tutela del gobierno de turno, la comunidad de informaciones está en el centro del problema. El término o concepto del autor inglés John Le Carré, “espiocracia”, es perfectamente aplicable en el Brasil.

enviar •
imprimir •

Digo esto, porque, por obligación profesional, acompaño diariamente las prisiones y procesos, operaciones contra los consorcios político-empresariales
brasileros. La herramienta represiva del Estado y de la Policía Federal (PF), una fuerza de seguridad civil, investigativa, del tipo policía judicial francesa y con moldes del FBI estadounidense. En la PF, por ejemplo, todos los funcionarios entran mediante concurso público y tienen diploma universitario como condición de entrada. Volviendo a las acciones represivas contra las élites, la última Operación, llamada “Castillo de Arena”, afectó en el hígado una de las cinco mayores empresas de construcción civil, la Camargo Corrrêa.

Podemos interpretar esa operación como una vigilancia necesaria del Estado contra operadores de élite que incurren en crímenes en todo momento. Como se sabe, las empresas de construcción civil son grandes contribuyentes en las campañas políticas. Y, no por casualidad, son todas contratadas en obras públicas. Están penalizando una empresa más contratista del propio Estado.

Antes, el día 11 de Marzo, la mayor revista mensual brasileña, llamada “Veja”, de la editora Abril, (Grupo Civita, complejo editorial que está sobre sospecha de petenecer al Grupo Naspers, sud-africano), puso en la portada un entrecomillado: “Sin límites!”. Donde supuestamente un comisario de la PF estaba pasando de investigador de un banquero bandido (Daniel Dantas, socio del City Bank Group en Brasil) a investigado. La nota defendía, de forma indirecta, el crimen de élite, y penaba a los funcionarios públicos que querían penalizar a los empresarios bandidos. Esto es puro palangrismo, cuando los medios comerciales defienden sus socios sobre sospecha de crimen financiero.

Todos nosotros quedamos contentos al ver ricos esposados. El problema es que esa gente nunca queda presa y sus bienes no son expropiados. Eso lleva a una situación límite. Lo que restó de la izquierda electoral tiene como base ideológica un discurso republicano y jacobino. Es un error. No da para apostar en el conflicto de clases y tener como referente político a un comisario de policía. En el caso, el comisario es el muy capaz y honesto Protógenes Queiroz, enemigo número uno de los bandidos de traje y corbata. Y, como estos malhechores están sumidos en el aparato del Estado, el comisario de la PF pasa de investigador a investigado. Una parte de la izquierda brasileña, al defender al noble comisario, cambia de héroe.

Sale el Che Guevara y entra en el Sérpico. Así no se transforma a la sociedad.


Original en Corresponsales del Pueblo - Venezuela






« voltar